sábado, 30 de junio de 2018

Cuál es el animal más misterioso de la literatura.


Fascinante recorrido por la historia del gato en la ficción y en la sociedad, El tigre en la casa de Carl Van Vechten es también una colección de chismes, prejuicios y hallazgos. 
 
Ana Prieto

Todo lo que siempre quiso saber sobre el gato, nunca se molestó en averiguar y le encantará aprender, se encuentra en el libro El tigre en la casa. Una historia cultural del gato, escrito por Carl Van Vechten en 1920 y publicado este año por primera vez en castellano.

Este autor de Iowa, más bien ignoto para el público de nuestro país, fue todo un personaje en la Nueva York de su tiempo. Novelista, ensayista, fotógrafo y mecenas de artistas negros durante el llamado “Renacimiento de Harlem”, fue además un redactor compulsivo de cartas, una prominente personalidad cultural, albacea de Gertrude Stein y, también, amante de los gatos. A ellos les consagró su séptimo libro, con doble dedicatoria: a la escritora y sufragista Edna Kenton, y a su gata Feathers, una cría cuando Van Vechten comenzó el proyecto y una inminente madre cuando lo terminó. “Mientras he estado escribiendo, Feathers ha experimentado la dentición, el amor y ahora pronto la maternidad”, observó. “Me hace sentir muy pequeño, muy poco importante. Lo que yo he hecho en catorce meses es casi nada comparado con lo que ella ha hecho”.

Organizado en trece partes –posible gesto de sorna hacia quienes se espantan ante ese guarismo como se espantan ante los felinos negros–, El tigre en la casa hace un recorrido delicioso por el lugar del gato en la cultura, dejando en claro desde un principio que al gato mismo le interesa muy poco esa cultura. “No llama al humano ‘animal inferior’, aunque sin duda lo ve así”, intuye Van Vechten.

La primera parte, “Contra el prejuicio popular”, es un alegato no tanto en favor del gato como en contra de las mentes superficiales que han sido capaces de reducirlo a la antípoda del perro, o a un rosario de apelativos trillados como “traidor”, “veleidoso”, “falso” o “individualista”. “Cada gato difiere en tantas formas como sea posible de cualquier otro gato en particular”, leemos. “Sí puede decirse que son todos soberanos, y la mayoría apasionados y místicos”.

En “Sobre sus rasgos”, Van Vechten entra de lleno en el análisis de esa soberanía que, incluso en los claustros científicos, ha sido interpretada como una manifestación de imbecilidad; como si la preferencia del gato por mantenerse al margen de la acción humana se debiera a cierta incapacidad natural para hacer inferencias o a una inhabilidad nata para seguir instrucciones: “La mayoría de los académicos juzga la inteligencia de un animal por su susceptibilidad a la disciplina, es decir, por su capacidad relativa de convertirse voluntariamente en nuestro esclavo”, dispara el autor. “En este tipo de competencia, por supuesto que el perro y el caballo se llevan todos los honores. No creo que porque el gato se rehúse a aceptar el yugo se pueda probar que es un animal sin inteligencia, más bien lo contrario: es demasiado inteligente para andar haciendo trabajo pesado o bufonadas”.

Todo gato es político 
Adorado por los antiguos egipcios, quemado en las hogueras de la Inquisición, ausente en los testamentos de la Biblia, talismán en el Japón, receptáculo de genios y demonios, portador de la fortuna y la desgracia, culpable hasta que se demuestre lo contrario o temido hasta la sumisión. ¿Hay sobre la faz de la tierra un animal más politizado que el gato? ¿Existe alguna otra bestia capaz de suscitar ideas y pasiones tan encontradas?

Nadie expone con demasiado entusiasmo o desprecio sus pareceres sobre los conejos o los canarios. Sobre los gatos, en cambio, todos tenemos un criterio formado. Su historia registrada, que comenzó donde lo hicieron las grandes civilizaciones, prueba que nunca pasaron desapercibidos. “Muchos animales tienen un papel preponderante en la mitología y las religiones, pero pareciera que ningún otro está tan íntimamente ligado a ritos arcanos de varias épocas” apunta Carl Van Vechten. “Reverenciado por los sacerdotes de Egipto, cercano a las brujas de la Edad Media, compañero de san Ivo y santa Gertrudis, ‘el más gentil de los místicos’, sagrado para santa Marta en Sicilia, amigo de Mahoma, símbolo del tiempo en China y veleta del clima en Escocia e Inglaterra, las silenciosas patas almohadillas del gato se pasean por el folclore y las leyendas de Europa, Asia y África, que lo consignan sea con asombro o espanto, sea con ternura o veneración”.

El papel del felino Con erudición y agudeza, Van Vechten da cuenta del rol del gato en el folclore (“En todos los idiomas son tan copiosas las alusiones al gato como las grosellas en una buena tarta de frutas”); en las leyes (“En 1818 se emitió un decreto en Ypres, Flandes, que prohibía que se arrojaran gatos desde edificios altos en un espectáculo navideño); en el teatro (“La presencia de un gato en el escenario suele alegrar a la audiencia, más allá del estado de ánimo predominante en la obra); en la música (“La verdad sea dicha, las cuerdas de violín nunca han sido de tripas de gato sino de oveja y cordero”); en el arte (“Los primeros egipcios, los chinos y otros orientales han hecho mejor arte con el gato que nadie, por la simple razón de que rara vez han intentado dibujarlo o moderarlo de manera realista”) y en la ficción, donde elogia especialmente la novela Blind Alley de W.L. George (publicada, incidentalmente, casi al mismo tiempo en que Van Vetchen escribía el ensayo que nos ocupa), porque allí y por primera vez, “el gato emerge como crítico y filósofo y como un verdadero ser superior respecto de los humanos”.

Capítulo aparte merece también la relación del gato con los poetas, y el autor eligió empezar con una alusión al hoy polémico criminólogo y médico italiano Cesare Lombroso, quien, para ejemplificar la locura que contamina a los genios, citó el caso de Charles Baudelaire y los tres poemas que eligió dedicarle a los gatos. “Pero si tres poemas bastaran para mandar al manicomio al autor de Las flores del mal, a madame Deshoulières, que escribió más de una docena, a Heinrich Heine y a Joseph Victor von Scheffel, ¡se los tendría que amarrar con camisa de fuerza y aplicarles la cura el agua!”. También, sin duda, al propio van Vechten, para quien nadie como Baudelaire comprendió en profundidad el verdadero significado del felino más pequeño.

Hacia el final, el escritor regala una nómina de literatos que han amado a los gatos, acompañada de ciertos dardos contra aquellos excéntricos que prefirieron no rodearse de ellos, como Guy de Maupassant (“no los entendía ni le agradaban”), o que en cambio los quería más que a los seres humanos, como Samuel Butler. Y elige culminar el manuscrito no con un epílogo, sino con una “Apoteosis”, en la que afirma que si los hombres y las mujeres se volvieran más felinos, la raza humana se salvaría. “Ciertamente se acabarían las guerras, porque los gatos no lucharán por un ideal colectivo, dado que no tienen fe en los ideales colectivos, aunque puede ocurrir que un único gato luche hasta la muerte por sus ideales”. Y esto, acentúa el autor, sin pisotear jamás los derechos de otro gato.

Con una excelente traducción de Andrea Palet, y preciosas ilustraciones minúsculas de Krystopher Woods, El tigre en la casa es un libro imprescindible para quienes aman a los gatos. Sin embargo, harían bien en leerlo también quienes los suelen acusar no ya de encantamientos y desgracias, pero sí de indiferencia, soberbia y las alergias que padecen. El gato es, sencillamente el gato; un ser sigiloso e insondable que “obliga a su amigo humano a aceptarlo en sus propios términos”.

Fuente: clarin.com

domingo, 13 de mayo de 2018

Ventajas de un alma con pelo.


por Fernando Aramburu

Los llaman perros, pero en realidad son almas. Almas peludas, de cuatro patas, que se dejan conducir, husmeantes de suelos, marcadoras de territorio, con una correa por la calle. Tienen la costumbre húmeda de prodigar afecto con la lengua. Quizá parecen cosa distinta o separada del ser humano porque ignoran la mentira. 
Ladran sus penas y sus enojos, sus alegrías y sus temores, con una franqueza explícita de niños. Practican el agradecimiento; no así, por lo visto, el rencor, aunque a menudo se llevan a matar con los carteros. Son, como se ha dicho, almas exteriores y visibles que van y vienen con fidelidad de sombras autónomas a nuestro lado; almas, en fin, de lomo acariciable y rabo comunicativo, saludador, melancólico, amenazante, juguetón, alborozado.

El perro ganado para la amistad del hombre es un suministrador incesante de felicidades. Su estupidez, al contrario de la humana, tiene encanto; su astucia le granjea beneficios incontables. A cambio de nutrición, refugio, entretenimiento, caricias, vacunas y lecho cálido, el perro transige con la obediencia. Es su truco más logrado. Un sinfín de personas va cada día a trabajar por mucho menos.

Yo veo al alma correr sobre la hierba en pos de la pelota saltarina que le he lanzado y ya sólo con esa imagen me atraviesa el espinazo un calambre gustoso. Ni el cine ni los libros me dan lo mismo, aunque dan mucho. Tendría que ahondar en sutiles descargas placenteras, acaso en pasajes singularmente deleitables salidos de la pluma de Mozart, para experimentar una plenitud que se le iguale. Dicen no sé qué estadísticas de no sé qué estudios científicos de no sé qué país que los hombres con perro son más propensos a la felicidad. Ya es tarde para participar en la encuesta; así y todo, confirmo tranquila y felizmente el dato.

Gente sesuda, con bata blanca, afirma haber encontrado en la compañía del perro amigo virtudes antidepresivas. Esto es serio, requiere explicación. Parece ser que a veces se forman en el centro del pecho humano tristezas oxidadas como viejas verjas. Las cuales se abren de par en par cuando un perro se sube con intenciones lúdicas al regazo del dueño o arrea a este por las buenas, en la soledad desesperada, en las habitaciones oscuras de la vida, una sarta de lengüetazos alegres en el rostro.

El perro interacciona con el hombre más que el gato, inclinado tradicionalmente a la introversión sagaz y al egoísmo natural de su especie. El perro, extravertido y a menudo bobalicón, te lo cuenta todo con el rabo y las orejas; olisquea genitales ajenos como quien revisa un pasaporte y tiene por norma elemental de cortesía enseñarles el culo a las visitas. Por no saber, no sabe ni que es perro. Nos toma a nosotros por parientes consanguíneos, si no es que él se toma a sí mismo por hombre. El perro, sentado en postura expectante, te mira afable, solícito y pedigüeño, como insinuando: ¿te importaría darme de comer antes de arrojarte al vacío? Y, claro, ¿cómo lo vas a dejar solo sin su salchicha de mediodía ni su escudilla de agua fresca y clara?


Cuidar de un alma canina implica asumir una responsabilidad. El perro es un alma frágil donde las haya. Un alma ora hambrienta, ora orinadora, ora friolera o desvalida, incompleta sin su parte corporal humana de la cual depende en grado alto. Lo mismo se rasca de gusto que de dolor, de picores que de angustias, y por mucho que la laven y la peinen, puede suceder que entre en casa con una garrapata del tamaño de una aceituna adherida a la oreja.

Tener perros es un poco como tener hijos. Los amamos y reñimos. Les ponemos nombre, les damos órdenes, los sacamos de paseo, les hablamos en confianza. Hay quien viste al perro con prendas de cuero o lana, y yo antes llevaba el mío a la peluquería, pero el pobre temblaba de miedo y, total, para lo que hay que hacer, lo esquilo con mis tijeras en el bosque. Una vez bañado, le encanta el viento caliente del secador.

Las tareas derivadas de la responsabilidad lo inducen a uno a perderse de vista. Quizá sea este olvido momentáneo de uno mismo el antídoto más eficaz contra los bajones del ánimo y contra todo lo negativo que nos abruma. La presencia del perro, según dicen, rebaja los índices de cortisol, hormona del estrés. No otra cosa parece ocurrir cuando, al término de la jornada laboral, regresan de sus obligaciones fatigosas y de sus inquietudes y problemas cotidianos los miembros de mi familia. No hay ninguno que, al entrar en la vivienda, no se apresure a dirigir la palabra al perro, se abrace a él como a una almohada viva o pase la mano por su calor sedoso. El perro contribuye al efecto balsámico con paciencia y alegría. Y entonces todo el mundo, apartando de sí por un instante agobios y sinsabores, se complace en compartir un alma ansiolítica que, hechas las cuentas, no nos da a los hombres menos de lo que ella recibe de nosotros.

Un perro rompe o alivia soledades. A ver, entendámonos. No la soledad de estar simplemente solo, sino aquella otra, infranqueable, duradera, consistente, según me han dicho, en un frío interior que no se mitiga estrechando manos ni cantando en un coro. Un perro lo hace a uno sentirse querido. Un perro fiel es un alma que daría la vida en tu defensa y la de tu casa. Yo he visto al mío llorar por contagio. Alguna vez taché de ridículo el hábito de hablarle al perro. Digamos que lo juzgaba una tentativa ilusoria de la comunicación. Qué bobada. Tengo mucho más que confesarle a mi perro que a la mayoría de los hombres. Y el alma me responde y me consuela a su modo sacudiendo el rabo o dándome la pata o clavando en mí el brillo afectuoso de sus ojos.

No menos hemos de agradecerle al perro que nos saque de casa. Tres, cuatro paseos diarios al aire libre; sumas los minutos caminados y resulta que a lo tonto, a lo tonto, te levantas un promedio de entre hora y media y dos horas de ejercicio físico repartido a lo largo de la jornada. Con lo cual, ¿qué ocurre?, pues que alargas los telómeros de tus cromosonas, te da el sol en la cara, reduces el peso y prolongas la vida. Y por si todo ello no fuera suficiente, acompañado de perro te sonríen y saludan los transeúntes a cada paso. Para un extranjero, doy fe, no hay mejor manera de integrarse en la sociedad de acogida que ir por la vía pública acompañado de un alma. Va uno desalmado y no le dan ni los buenos días.

Fuente: elmundo.es

sábado, 28 de abril de 2018

Murió de frío hace 60 años en un refugio, nadie sabe quién fue y se convirtió en leyenda.


Facundo Di Genova

El hombre murió de frío en la soledad de un refugio de montaña y se convirtió en leyenda. La construcción podía soportar vientos helados que superan los cien kilómetros por hora y temperaturas muy por debajo de cero, pero el hombre expiró igual, dentro del refugio.

Lo encontraron congelado.

Si no fuera porque la identidad del muerto todavía es un misterio, el suceso no habría sido nada extraordinario, teniendo en cuenta la crudeza de los inviernos en Laguna Brava, la reserva natural riojana ubicada a 4300 metros de altura en la cordillera de los Andes.

Su último suspiro lo dio dentro de este refugio de piedra con forma de hornero llamado "Del Retamo", ubicado a la mitad del cruce de Pircas Negras, el paso que durante doscientos años transitaron los arrieros para llevar ganado en pie desde el pueblo riojano de Vinchina hacia la ciudad atacameña de Copiapó, a unos 380 kilómetros de distancia, en el norte de Chile; el mismo paso por donde se proyecta el corredor bi-oceánico que va a cambiar para siempre la economía agroexportadora sudamericana mediante un "Panamá seco" con conexión directa a los mercados asiáticos.
Dame fuego

Nadie supo nunca quién fue en vida lo que hoy es un esqueleto sin nombre y blanco de toda blancura; si era argentino o chileno, ni si era arriero, chasqui o un pendenciero refugiado de la ley, aún cuando su apodo es de lo más conocido en la región: El Destapadito.


Cuando otros arrieros lo encontraron tieso a finales de 1950, no portaba documentos que pudieran identificarlo, y nadie había reclamado por él.

Tampoco tenía dinero y ni siquiera contaba con un fósforo para encender un fuego, lo que podría haber sellado su suerte.


Su sepulcro se levantó a un costado del refugio, como es tradición en la cordillera, desde los incas a las campañas sanmartinianas, sin enterrarlo, tapado con las rocas del lugar, las cuales forman un montículo que se conoce como pirca.

Las pircas son montañas de piedras en forma de pirámide que empleaban los incas para marcar territorio y delimitar sitios rituales.


La tumba de el destapadito



De ahí que este paso cordillerano se llame Pircas Negras y que al finado le digan "el hombre pircado".

Sin embargo, como desde hace más de sesenta años, su tumba amanece todas las primaveras descubierta: sus huesos al sol, su cráneo mirando al cielo como gritando. O riendo.

Con el paso de cada invierno su esqueleto, oculto bajo cientos de kilos de rocas filosas, queda expuesto al aire libre, incluso con las botas puestas.

Este yace a un costado del refugio y se adivina mezclado entre monedas chilenas y argentinas, pedazos de leña, fósforos y encendedores que le ofrendan los visitantes, geólogos, ingenieros mineros y andinistas de todo el mundo, en una especie de ritual donde se le pide dinero y salud. Una cruz señala el lugar con la inscripción "Q.E.P.D. Destapado".

Todo cuanto le arrojan a la tumba encuentra sentido en el hecho según el cual, si al finado no le hubieran faltado estos materiales en vida, probablemente no habría muerto, ya que este refugio está preparado para encender fuego en su interior y soportar temperaturas por debajo de los 20 grados bajo cero.

Como si el haber muerto de frío lo hubiera dotado de un profundo rechazo por el abrigo, el cuerpo que año tras año es tapado con un montículo de piedras, aparece desnudo apenas comienza la primavera.
Los refugios de Mitre y Sarmiento

"Los arrieros tardaban entre una semana y 10 días para cruzar la cordillera y llegar a Copiapó", dice Marcos Moreno, guía de turismo de Chilecito y conocedor de la región al detalle. "Pasaban la noche en estos refugios, donde tenían un corral de piedra para alojar al ganado. La mayoría de las bocas de ingreso a los refugios están mirando hacia el noreste, para aprovechar la luz, y evitar el viento. Adentro se mantiene muy bien la temperatura, tiene un sistema de ventilación para hacer fuego y el humo sale por un tiraje en el techo. Están hechos con piedra del lugar y argamasa, una especie de adobe con cal y arena muy resistente".


El refugio donde murió el hombre misterioso



El proyecto para construir refugios de piedra en los pasos riojanos y sanjuaninos hacia Chile fue iniciado por el entonces presidente de la Nación Bartolomé Mitre (1862-1868) y concluido por su sucesor, Domingo Sarmiento (1868-1874).

La mayoría de ellos sigue en pie.

Como parte de una estrategia geopolítica de afianzar el territorio nacional en la altura de los Andes, y al mismo tiempo de garantizar el éxito de la exportación de ganado en pie hacia Chile, se construyeron 14 refugios de piedra por "el camino de los Toros", lo que hoy se conoce como el paso de Pircas Negras. Se emplazaron a 30 kilómetros uno del otro, aproximadamente, que es la distancia mínima que puede recorrer un arriero a pie junto con su hacienda.

El diseño de estas construcciones, con solo un ingreso principal y un orificio de ventilación en su techo en forma de cúpula, se habría inspirado en las viviendas árabes o mongoles, sin que haya consenso sobre el punto. Si bien el dato nunca fue confirmado, su similitud con algunos refugios del norte de España correspondientes al período de la invasión árabe es muy similar.

Aún cuando no hay certeza sobre el origen de su diseño, lo cierto es que las construcciones resultaron muy resistentes, casi indestructibles. Llevan 150 años en pie y han demostrado soportar el peso de la nieve, los temblores andinos, los vientos fuertísimos y las temperaturas extremas.


Crédito: Diego Díaz



Hubo un antecedente de refugios en los pasos cordilleranos de la provincia de Mendoza, pero con una arquitectura distinta, construidos durante el principio del Virreinato del Río de la Plata, allá por 1780. Los refugios eran más pequeños y emplearon otros materiales como el ladrillo cocido. Se los conoció como "Los refugios del Rey".

En su libro "Come Caballos. Reserva Laguna Brava" (2015), el escritor y andinista Jaime Suárez González cuenta cómo conoció los refugios riojanos.

Consultado por LA NACIÓN, dijo que pasó varias noches en ellos cuando estuvo en la reserva Laguna Brava preparando su ascenso al volcán Veladero y que su diseño tiene "características únicas y originales, no coincide con otros refugios como las casuchas del Rey en Mendoza, utilizada por los correos desde Santiago a Mendoza". Y reconoció que si bien los refugios riojanos son muy sólidos "no tienen mantenimiento y habría que protegerlos".

-¿Y pudo conocer la verdadera historia de El Destapado?, le preguntó LN.

-Creo que nadie sabe a ciencia cierta la historia del Destapado.
Del Libertador al corredor Bi-oceánico

Esta ruta riojana que atraviesa la imponente reserva Laguna Brava, que pasa a pocos metros del refugio donde yace el Destapado y que llega a Chile vía la III Región de Atacama, hoy vuelve a estar en el ojo de la historia, de los estrategas políticos y de los inversores.

Lo que alguna vez fue un paso de arrieros que alimentaba las economías regionales, y que en 1817 había sido la ruta empleada por el uruguayo Francisco Zelada y el riojano Nicolás Dávila para cruzar los Andes con 350 soldados, de acuerdo con el plan del genio táctico del General José de San Martín para confundir al enemigo y liberar Chile, ahora parece recuperar su potencial para la emancipación económica, y no por el turismo, ni por la actividad minera.

Por este mismo trazado se proyecta el corredor bi-oceánico que cuenta con la aprobación de los estados de Chile y la Argentina, y que planea construir una autopista por el paso de Pircas Negras, desde La Rioja hasta Copiapó, para que las producciones agroindustriales del norte argentino, pero también las de Brasil y Paraguay, puedan cruzar la cordillera y llegar a los mercados de Asia vía los puertos de Chile, obviando la salida por el océano Atlántico, y los puertos de Rosario y Buenos Aires.

De acuerdo con los estudios de factibilidad que elaboraron los gobiernos provinciales de Atacama y La Rioja en conjunto, se ahorrarían 12 días de navegación en el trayecto hacia China, y se reduciría un 30 % el costo del flete, además de duplicar las exportaciones, por el calado de los puertos y la capacidad de carga de los barcos "Chinamax".

Lo llaman el "canal de Panamá seco" y al otro lado de la cordillera lo está esperando un mega puerto ecológico de aguas profundas construido con capitales brasileños llamado Copiaport-E, a orillas del océano Pacífico y a pocos kilómetros de Copiapó, el famoso pueblo minero "de los 33", en la III región de Atacama.

Y prendido a la magia de los caminos

"Las habladurías sostienen que El Destapado era un chileno sin documentos que estaba escapando de la justicia y quiso cruzar los Andes a pie, pero al día de hoy no se sabe quién era ni qué dirección llevaba; sí se sabe que murió congelado y que lo encontraron dentro del refugio, lo sacaron y lo enterraron como se entierran a los muertos acá, con un pircado", refuerza Marcos Moreno... pero le quita magia al misterio: "Como en la zona corre mucho el viento, el esqueleto se destapa solo".

La última travesía de los arrieros riojanos fue en 1958. La aparición de los frigoríficos a principios de siglo y del transporte a motor tornaron improductivo el viejo oficio de llevar ganado en pie. Los memoriosos recuerdan que fueron 15 los arrieros que caminaron esa ruta por última vez, y que llevaron hasta Copiapó unas 300 vacas que habían sido previamente herradas, como era costumbre.

Uno de esos arrieros era un jovencito que recién se iniciaba en el oficio y acompañaba a uno de sus hermanos. Se llamaba Cirilo Urriche y está considerado el último de los arrieros riojanos.

Si hubo alguien que podía conocer al detalle la historia de El Destapado, ese era Don Urriche, oriundo del pueblo de Jagüe. Cuando se terminó la actividad del ganado, se ganó la vida como baqueano y guía experto, y más tarde, a finales de los años 70, se convirtió en el primer guardafauna de la reserva provincial Laguna Brava, oficialmente creada en 1980. No hay minero, guía de turismo o andinista entrado en años que no recuerde los consejos del viejo Urriche.

"Solíamos llevar vacas y cabras a Copiapó, y entre ir y volver tardábamos como 25 o 30 días. Se hacía de enero a marzo, por el clima, hacíamos hasta dos o tres arreos por temporada, había que parar uno o dos días entre refugio y refugio para que descansen los animales", cuenta el mismo Urriche en el documental "El arriero de Jagüe", un corto de Carlo Nieto que grabó en 2015, poco antes de que el último de los arrieros muriera.

Su testimonio no tiene desperdicio y entre otras cosas brinda recetas para hacer un fuego en la montaña o remediar el mal de altura, consejos que le habrían venido muy bien al Destapado.

"La única leña que se encuentra en la montaña es el Cuerno, es una planta redonda; cuando está seca se saca y es la leña, lo único que hay; y con la bosta del guanaco o la vicuña se hace un té que cura el mal de altura... para los señores que se sienten mal".

Sobre el Destapado, Urriche concluye: "No se sabe si fue chileno o argentino; desde que yo empecé como arriero, de muy chico, el Destapado ya estaba ahí".


TE

viernes, 13 de abril de 2018

La pasión por los libros que se convirtió en red social.


Carlos Tramutola no podía dormir. Ese día había terminado un libro que él juzgaba muy malo y una pregunta había estado dando vueltas en su cabeza durante horas: ¿por qué nadie me lo advirtió? El año 2017 apenas daba sus primeros pasos y él, un ingeniero industrial de 44 años con una maestría en Administración de Empresas de Stanford, ya había tomado algunas decisiones de peso. Tras siete años, iba a dejar su cargo de gerente de Desarrollo Social en Techint, empresa en la que su padre también había forjado su carrera. Sentía que un ciclo se había terminado y estaba con ganas de emprender un proyecto nuevo. Tenía varias ideas en la cabeza, pero ninguna lo terminaba de convencer. Con más tiempo libre en sus manos a medida que transitaba sus últimos días en la siderúrgica, Tramutola se sumergió en su biblioteca. Y tras una lectura poco estimulante llegó la epifanía.


Carlos Tramutola, creador de Alibreate la innovadora red de lectores

"Me cuesta abandonar los libros que no me gustan, los termino igual. Esa noche me puse a pensar en cómo puede ser que uno no tenga a alguien a quien preguntarle si un determinado título es bueno", comentó Tramutola a LA NACION. "En el cine, quizá, es más fácil que alguien te recomiende o desaconseje una película, pero dar con una persona que haya leído el mismo libro que vos no es tan sencillo. ¿Cómo puede ser que sea tan difícil?"


1 Investigar a fondo

"En ese momento me pareció lógico armar una red social de lectores. Puede haber 10.000 tipos que leyeron el mismo libro que vos, la cuestión es encontrarlos y reunirlos", dijo Tramutola. Su idea era ambiciosa: la plataforma debía permitir a los usuarios calificar y reseñar libros, armar bibliotecas virtuales y armar listas de intereses. Además, tendría que contar con una pata de e-commerce para volverse rentable.

Antes de abocarse por completo a esta nueva aventura, se propuso investigar detenidamente qué ofertas de servicios similares existían en el mercado hispanohablante. "Cuando a uno se le ocurre una idea siempre está el miedo de que otro la haya pensado antes. Hice una investigación que no fue corta. Me tomé el trabajo de chequear y no encontré nada parecido. Uno invierte dinero, pasión y energía en estas cosas y si se puede evitar un sobresalto, mejor".

2 Aprender del error

En rigor, este no sería su primer emprendimiento. En el período comprendido entre el final de su maestría y su ingreso a Techint (y un paso de dos años como subsecretario de Espacio Público durante la primera jefatura de gobierno de Mauricio Macri en la Ciudad), había fundado un negocio de exportación de vino argentino y chileno a los Estados Unidos. "La idea estaba bien, era 2002 y el vino nacional todavía no había despegado, pero no funcionó -reconoce-. Tenía un socio americano que se encargaba de la venta. Un año se enfermó y tuvimos que cerrarlo. Falló la puesta en marcha y la ejecución en parte porque no pude dedicarme full time a este proyecto". Si quería materializar este nuevo proyecto, Tramutola tenía claro que debía destinarle su atención absoluta.

3 Consultar a los íntimos

Pero ¿era una gran idea o simplemente un capricho? Más allá de su investigación, Tramutola se propuso poner a prueba su proyecto con su círculo interno, discutiendo su visión con colegas, familiares y amigos. "En un asado con amigos se me ocurrió preguntarles a los más lectores cómo elegían su próximo libro. Uno de ellos, un empresario, no dejó hablar a nadie más y me dijo: 'Pago por un sistema que me diga cuál es el libro que tengo que leer'. Él ya había entendido todo", aseguró.


Uno de los momentos más desafiantes en esta primera etapa fue la selección del nombre de esta red social. "Se me complicó mucho", reveló. "A esta altura ya no sos completamente libre para elegir un nombre, ahora tiene que estar libre el dominio de Internet primero". Luego de varias sesiones de brainstorming con sus hijos, Tramutola dio por concluida la búsqueda. "Los dos son muy creativos, con ellos surgió el nombre Alibrate, que los usuarios en otros países pronuncian Alíbrate", confesó.

4 Apostar por la experiencia del usuario

Luego de una inversión inicial de US$50.000, Tramutola lanzó el 10 de enero pasado la versión web del sitio, con vistas a lanzar apps para Android e iOS durante abril. Hasta ahora tiene 10.000 usuarios registrados de habla hispana (15% México, 14% España, 12% Argentina, 10% Colombia, etc.) y espera alcanzar los 100.000 hacia fines de año. Después de ingresar sus datos y crear su perfil, los usuarios pueden marcar los libros que han leído, calificarlos con un sistema de estrellas y escribir reseñas de los mismos.


"Fuimos armando una base de datos de más de 500.000 libros en español. Para los que faltan tenemos una herramienta que te permite proponer nuevas incorporaciones. Ya hemos sumado más de 1000 libros propuestos por los usuarios", contó el empresario. Desde el costado más puramente social, uno puede seguir e interactuar con otros integrantes de esta flamante red e incluso conectarse según las preferencias y los gustos compartidos. Alibrate cuenta con listas de usuarios con más libros leídos y más reseñas escritas. Asimismo, recomienda libros por autor y género, y permite crear bibliotecas virtuales a través de un sistema de tags.


5 Buscar múltiples vías de monetización

En el caso de Alibrate, el modelo de negocios estará centrado en la publicidad de libros. "Es el lugar indicado para un lanzamiento -sostuvo Tramutola-. Los lectores acá y la plataforma permite segmentarlos por nacionalidad y género". Además, la firma está en tratativas con varias editoriales grandes con la meta de integrar una función de venta electrónica de libros tanto en papel como en digitales. Por el momento, Alibrate ya permite bajar libros de dominio público. Aunque el objetivo parece ambicioso, Tramutola no se desanima. "Acá estamos todos lo que amamos leer. Amamos parece una palabra demasiado grande, pero hay algo medio pasional con los libros".

Fuente: lanación

domingo, 25 de marzo de 2018

Francia tiene un nuevo héroe nacional.

El oficial, que se ofreció para un intercambio por una rehén en el ataque en Trèbes, falleció por las heridas de bala.

25 de marzo de 2018 

PARÍS.- Francia tiene desde ayer un nuevo héroe nacional: el teniente coronel de gendarmería Arnaud Beltrame, que murió acribillado a balazos después de haber reemplazado como rehén a una mujer utilizada como escudo humano por el jihadista franco-marroquí que atacó un supermercado de Trèbes, en el sur del país.

El oficial de gendarmería, de 45 años, murió ayer a la madrugada tras haber recibido varios disparos efectuados por Raduane Lakdim, de 26 años, segundos antes del asalto que lanzaron las fuerzas del orden para neutralizarlo. El triple ataque cometido por ese radical islamista que actuó "en nombre de Alá" y como "soldado de Estado Islámico" mantuvo al país sin aliento durante más de cuatro horas y -contando el deceso de Beltrame- dejó cuatro muertos y 16 heridos.

"Francia nunca olvidará su heroísmo, su valentía y su sacrificio", dijo el ministro del Interior, Gérard Collomb.

El presidente Emmanuel Macron también definió a Beltrame como un héroe en un mensaje de condolencias dirigido a su familia y sus compañeros de armas. En el mismo texto apeló a "cada francés a honrar la memoria de un hombre ejemplar".

Diplomado de la prestigiosa Escuela Militar de Saint-Cyr en 1999, oficial durante 18 años, el teniente coronel Beltrame era el número tres de la agrupación de Gendarmería de l'Aude, el departamento donde se produjo el ataque. Había estado destinado a Irak, donde fue condecorado por su coraje.

"Enérgico", "entusiasta", "un tipo bien humano con sus subalternos", resumió ayer el coronel Sébastian Gay, su superior inmediato. "Siempre conseguía generar energía a su alrededor", agregó el teniente coronel Dominique Brajon.

Las circunstancias en las cuales fue abatido ayer por su secuestrador siguen siendo imprecisas. Se sabe que fue su teléfono celular -que dejó encendido sobre una mesa cuando consiguió reemplazar a una mujer que el agresor utilizaba como escudo humano- lo que permitió a sus colegas del cuerpo de élite (GIGN) intervenir apenas escucharon los disparos que le causarían la muerte.

Beltrame estaba habituado a las operaciones sensibles. Ironía del destino, hace tres meses, en diciembre del año pasado, había coordinado un vasto ejercicio de preparación a un eventual ataque terrorista en Carcassonne. El escenario que había escogido para esa simulación fue una toma de rehenes? en un supermercado.

El gobierno ordenó ayer colocar las banderas a media asta en los edificios de los organismos de seguridad y las fuerzas armadas. También anunció que se organizará en su honor un homenaje nacional.

La noticia de su muerte causó enorme conmoción en el país. Todos los noticieros de radio y televisión modificaron sus programaciones y transmitieron emisiones especiales dedicadas a evocar su gesto, entrevistar testigos y -sobre todo- recoger declaraciones de sus familiares y amigos.

El testimonio más estremecedor fue el de su madre: "Mi hijo dio todo por su país", dijo. "No me sorprende, sabía que tenía que ser él. Siempre fue así. Desde que nació, dio todo por su país", agregó. Recordó que, a sus temores de madre, solía responder: "Estoy haciendo mi trabajo, mamá, eso es todo". Ese comportamiento nunca la sorprendió: "Formaba parte de su forma de ser. Hacer su trabajo de la manera más noble posible".

"Se ha ido un verdadero héroe, es la realidad", reconoció su hermano Cedric. "Lo que hizo va más allá del compromiso de su profesión. Dio su vida por unos desconocidos. Desde luego, sabía que no tenía prácticamente ninguna posibilidad. Era muy consciente de lo que hacía. Y concluyó: "Si no se lo puede calificar de héroe, de verdad no sé qué hace falta para serlo".

Fuente: lanacion.com

jueves, 8 de marzo de 2018

Los hombres borraron de la historia a mujeres excepcionales.


Penélope: humillada por su hijo en la 'Odisea' Quién. Penélope: mujer de Ulises en la 'Odisea', de Homero. Creación: siglo VIII antes de Cristo.

por Sara Navas

Cómo fue silenciada. La académica y escritora Mary Beard (Reino Unido, 1955) recoge en su libro 'Mujeres y poder' (Editorial Crítica) el primer ejemplo documentado donde un hombre manda callar a una mujer en público. Este momento se encuentra en la 'Odisea', poema épico que Homero escribió hace más de 3.000 años. En él relata las aventuras a las que Ulises tuvo que enfrentarse para regresar a su casa tras la guerra de Troya. Mientras, su mujer Penélope le espera en casa ahuyentando a sus pretendientes y su hijo Telémaco maduraba hasta hacerse un hombre. Precisamente, el momento de plenitud del desarrollo como hombre de Telémaco llega cuando este hace callar a su madre frente a una multitud: "Madre mía, vete dentro de la casa y ocúpate de tus labores propias, del telar y de la rueca... El relato estará al cuidado de los hombres y sobre todo al mío. Mío es, pues, el gobierno de la casa". Texto que evidencia cómo las voces de las mujeres son acalladas en la esfera pública desde que la historia empieza a ser documentada. Lo que Homero plantea en la 'Odisea' es un análisis que muestra cómo una parte importante de la transición de niño a hombre pasa por aprender a controlar el discurso público a la vez que se silencia a la mujeres. Asunción Bernárdez Rodal, periodista y directora del Instituto de Investigaciones Feministas de la UCM, encuentra que uno de los principales problemas radica en el hecho de que "las mujeres son tratadas como eternas niñas". Probablemente, debido a esto y tal y como Mary Beard destaca en su libro, la voz de la mujer no interesa. La autora pone como ejemplos actuales prácticas como la que lleva a cabo el parlamento afgano, donde desconectan los micrófonos cuando no quieren oír a las mujeres. En la imagen, el cuadro 'Penélope con sus pretendientes' del pintor Bernardino Pinturicchio (1509).


2 - Fanny Mendelssohn: la compositora a la que su padre silenció y su hermano robó sus obras Quién. La compositora Fanny Mendelssohn (Alemania, 1805-1847).

Cómo fue silenciada. La compositora -además de consejera del Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid- Mercedes Zavala recuerda a ICON la historia de Fanny Mendelssohn: "Fanny recibió la misma educación musical privilegiada que su hermano Felix Mendelssohn. Sin embargo, su padre, el hijo del filósofo Moses Menselssohn, apoyó la carrera de su hijo varón y prohibió a su hija que se dedicara profesionalmente a la música". Varias cartas y testimonios de la propia Fanny dan cuenta de cómo su hermano crecía profesionalmente mientras ella se veía obligada a enfocar su carrera a géneros de cámara que pudiese estrenar en la intimidad de su salón. "Sus primeros 'lieder' [canción lírica breve cuya letra es un poema musicado] fueron publicados bajo el nombre de F. Mendelssohn. Años más tarde, el mismo Felix reconoció que estos habían sido compuestos por su hermana", afirma Zavala. Tuvo que morir su padre para que Fanny alcanzara la libertad para impulsar su carrera artística. Su hermano se siguió oponiendo a que publicara sin esconder su identidad, pero esta vez Fanny se mantuvo firme. Finalmente, murió prematuramente a los 42 años, antes de obtener el reconocimiento que merecía. "A su muerte, Felix recapacitó y publicó algunas de sus obras, aunque la siguió tan rápido a la tumba [murió en noviembre de 1847, seis meses después que Fanny] que poco le dio tiempo a hacer por la divulgación de su música", señala Zavala. En la imagen, retrato de Fanny Mendelssohn de un artista anónimo.GETTY


3 - Rosalind Franklin: la científica a la que dos hombres le hurtaron sus descubrimientos Quién. La biofísica Rosalind Franklin (Reino Unido, 1920-1958).

Cómo fue silenciada. Sus descubrimientos en el campo del ADN dieron lugar a uno de los avances científicos más importantes del siglo XX: la Fotografía 51, una muestra nítida de la estructura de doble hélice del ADN. Sin embargo, tal y como explica Marisa Kohan en su artículo 'Mujeres que cambiaron la ciencia, aunque no te suenen sus nombres', durante muchos años fueron los científicos James Watson y Francis Crick los que se adjudicaron tal descubrimiento como propio, llevándose todo el mérito e incluso el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1962. El descubrimiento pasó a la historia como "la hélice de Watson" y Rosalind Franklin murió (a los 37 años) a causa de un cáncer provocado por sus largas exposiciones a la radiación sin recibir el reconocimiento que merecía. Años después del fallecimiento de la biofísica, James Watson confesó que ganó el Nobel gracias a los hallazgos de Franklin, la verdadera descubridora de la Fotografía 51. En la imagen, Rosalind Franklin fotografiada en 1955.GETTY



4 - Olympe de Gouges: traicionada por sus compañeros revolucionarios por ser mujer Quién. Olympe de Gouges (Francia, 1748-1793 ), autora de la Declaración de Derechos de la Mujer y activista fundamental en la Revolución Francesa.

Cómo fue silenciada. Fue una de las voces principales durante la Revolución Francesa de 1789; sin embargo, los participantes masculinos se encargaron de apartarla del aspecto público de la revolución logrando que su nombre no fuera reconocido. Sus logros quedaron sepultados bajo figuras masculinas que sí pasaron a la historia, pero Olympe de Gouges fue autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana en 1791. Además, elaboró muchos de los textos que dieron sentido a la revolución que acabó con la monarquía absoluta y sentó las bases de la democracia moderna. Asunción Bernárdez Rodal, periodista y directora del Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid, explica a ICON que Olympe, al igual que otras compañeras revolucionarias, fue marginada y relegada de responsabilidad por sus propios compañeros revolucionarios simplemente por ser mujer. "Llegaron a prohibir a las mujeres que tratasen temas político y sociales", apunta. Después de años de lucha defendiendo sus ideales, Olympe de Gouges terminó en la guillotina en 1793 tras criticar públicamente la dictadura de Robespierre, también conocida como dictadura del terror. En la imagen, un retrato de Olympe de Gouges.GETTY


5 - Mary Wollstonecraft: la activista a la que marginaron cuando su marido publicitó su supuesta escandalosa vida personal Quién. La activista feminista Mary Wollstonecraft (Reino Unido, 1759-1797).

Cómo fue silenciada. Con su obra 'Vindicación de los derechos de la mujer' (1792), Wollstonecraft estableció las bases del feminismo moderno. En ella argumentó por qué las mujeres no son por naturaleza inferiores al hombre y evidenció que la única razón por la que parecen serlo es porque no recibían la misma educación. Sin embargo, tras su muerte, su marido -el filósofo William Godwin- quiso homenajearla publicando una biografía donde hablaba sin tapujos del estilo de vida que llevó la activista. Esto, a pesar de que no es lo que Godwin pretendía, destrozó la reputación de Wollstonecraft. Durante décadas, hasta que las nuevas corrientes feministas del siglo XX y escritoras como Virginia Woolf la redescubrieron, lo único que se recordó de esta defensora de los derechos de la mujer fue su 'escandalosa' vida personal (mantuvo relaciones extramatrimoniales, tuvo hijos ilegítimos y nunca convivió con su marido) y no todo lo que su obra supuso para el avance la sociedad. En la imagen, un retrato de Mary Wollstonecraft.GETTY


6 - Mujeres anarquistas ninguneadas por sus propios compañeros hombres Quién. Mujeres anarquistas que lucharon al mismo nivel que sus compañeros hombres durante los años treinta por aquello que creían justo para la sociedad.

Cómo fueron silenciadas. Las mismas organizaciones anarquistas que defendían una sociedad igualitaria, sin estratos, jerarquías ni diferenciaciones, desconfiaban de las mujeres y las menospreciaban. “Los hombres no entendían que las mujeres pudieran plantear organizaciones específicamente de ellas. Y esto no pasa sólo con el anarquismo, sino también con el comunismo y el socialismo, que dejaban la cuestión de la mujer para el día después de la Revolución. Los feminismos aparecen porque hay una desconfianza de las mujeres obreras hacia las propias organizaciones, ya que las ningunean. Por ejemplo, los sindicatos se reunían por las noches. Las mujeres obreras no iban a estas reuniones porque estaban cuidando a sus hijos”, explica a la web 'Anarquismo' la profesora Dolors Marín, que comenzó a investigar la historia del anarquismo con 17 años. En la década de 1930, en España, las mujeres se vieron obligadas a crear organizaciones femeninas para luchar por que la mujer pudiera tener una educación y un trabajo igualitarios. Mujeres Libres –la primera organización autónoma, proletaria y feminista surgida en España– tenía como misión terminar con la triple esclavitud de las mujeres a la ignorancia, al capital y a los hombres. En la imagen, un cartel de la organización Mujeres Libres.


7 - Ada Byron: pionera matemática olvidada Quién. Ada Byron (Reino Unido, 1815-1852), única hija legítima del poeta Lord Byron, fue la primera programadora matemática de la historia.

Cómo fue silenciada. Basándose en una conferencia del matemático Charles Babbage, Ada Byron describió la máquina analítica de Charles Babbage y elaboró un lenguaje de programación matemática que hoy es considerado como el primer programa de ordenador. Convirtiéndose así en el primera programadora matemática de la historia. Sin embargo, no fue reconocida como tal por ser mujer. Tuvieron que pasar casi 130 años después de su muerte para que la historia hiciera justicia con ella. Ocurrió en 1979, cuando el Departamento de Defensa de los Estados Unidos creó un lenguaje de programación basado en Pascal llamado ADA en honor a Lady Byron. Fue el primer reconocimiento a su labor tras su muerte. Este lenguaje se utiliza actualmente en la industria aeroespacial, militar y nuclear y ha influido en lenguajes posteriores. La matemática murió con solo 37 años (por cáncer de útero) antes de que su trabajo fuera valorado. En la imagen, un retrato de Ada Byron.GETTY


8 - Camille Claudel: ensombrecida por su amante, Rodin Quién. La escultora Camille Claudel (Francia, 1864-1943).

Cómo fue silenciada. Camille Claudel fue víctima de su maestro y amante, el escultor Auguste Rodin. Pero también lo fue de su familia y de la sociedad misógina a la que pertenció. Su familia siempre se opuso a que hiciera del arte su profesión en vez de dedicarse a lo que ellos, al igual que la sociedad de la época, consideraban labores más propias para una mujer. Tuvieron que pasar muchos años tras su muerte para que empezara a reconocerse su talento como escultura y se la valorara más allá de su relación con Rodin. Relación tormentosa por la que perdió la cabeza hasta el punto de ser diagnosticada de "una sistemática manía persecutoria acompañada de delirios de grandeza". Rodin la engañó durante una década e incluso la convenció para abortar cuando ella esperaba un hijo suyo. Traición que Camille no pudo superar y que le llevó a pasar los últimos 30 años de su vida ingresada, a petición de su familia, en un psiquiátrico de París. Hoy se especula con que Camille, que desde niña destacó por su don con la escultura, podría ser la verdadera autora de muchas de las obras más conocidas de Rodin. Sin embargo, su obra nunca obtuvo un reconocimiento a la altura de sus logros.CORDON


9 - Alma Reville: arrinconada por el narcisismo de su marido, Alfred Hitchcock Quién. Alma Reville (Reino Unido, 1899– EE UU, 1982), guionista y una de las primeras mujeres montadoras en la historia del cine.

Cómo fue silenciada. Alma Reville empezó a trabajar en la industria cinematográfica con solo 15 años. Trabajaba como montadora cuando conoció a Alfred Hitchcock. 'La mujer detrás del hombre', la biografía escrita por la única hija del matrimonio, Pat Hitchcock, asegura que el director confiaba ciegamente en el instinto y la opinión de Reville. Sin embargo, a la guionista le tocó vivir en una sociedad donde las mujeres no reclamaban el reconocimiento que merecían. El actor Anthony Hopkins, que interpretó al director de 'Psicosis' en la película 'Hitchcock', defiende que ella era la clave del éxito de la obra de Hitchcock, pero "prefirió quedarse en segundo plano porque sabía perfectamente que su marido era un narcisista". Hoy se sabe que Alma Reville aparcó su carrera en beneficio de la del director y fue la responsable de escribir la mayoría de los guiones de las películas de Hitchcock. Su conocimiento y sensibilidad fueron clave en la obra cinematográfica de su marido. Mérito que nunca se le reconoció en vida. En la imagen, Alma Reville fotografiada por Pierre Vauthey en 1968.


10 - Alexandra Kollontai: la feminista rusa interceptada por Lenin Quién. Aleksandra Kollontái (Rusia, 1872-1952), precursora del feminismo socialista. Este movimiento tenía como fin principal liberar a la mujer de ataduras como la familia, la maternidad y la sexualidad.

Cómo fue silenciada. Kollontái procedía de una familia aristocrática que encarnaba todo aquello contra lo que ella empezó a luchar desde 1896. Ese año abandonó a su marido y a su hijo para afiliarse al Partido Socialista Ruso. Mientras contó con el beneplácito de Lenin, Aleksandra Kollontái promulgó varias leyes que velaban por la liberación de las mujeres: confirió al matrimonio de un carácter igualitario entre cónyuges, apoyó el divorcio e ideó una serie de instituciones como casas-cuna, guarderías o lavanderías públicas que descargaban de obligaciones a las mujeres. Sin embargo, su poder político estuvo ligado a Lenin y terminó en cuanto este le negó su apoyo destituyéndola de la dirección del Departamento de Mujeres Trabajadoras y Mujeres Campesinas del Partido Bolchevique (conocido como el Zhenotdel). Los ideales de Kollontái, además de ser rechazados por Lenin, fueron criticados por muchas mujeres socialistas. La defensora del socialismo feminista terminó relegada a tareas diplomáticas y vio como Stalin se empleó a fondo en revocar todas y cada una de las leyes que ella había promulgado en beneficio de la mujer. En la imagen, Alexandra Kollontai hablando por teléfono en su oficina en 1934.


11 - María Teresa León: genial escritora marginada con la etiqueta "mujer de Rafael Alberti" Quién. La escritora María Teresa León (España, 1903-1988).

Cómo fue acallada. José Luis Ferris desveló en 'Palabras contra el olvido', la primera biografía sobre la escritora riojana, cómo una de las voces más deslumbrantes de la Generación del 27 pasó a la historia como "la mujer de Rafael Alberti" y no como la brillante autora que fue. María Teresa León fue una de las primeras mujeres españolas en obtener un doctorado en Filosofía y Letras, escribió una veintena de libros y múltiples artículos de prensa. "Fue una mujer adelantada a su tiempo, innovadora, luchadora y escritora incansable a la espalda de uno de los iconos más afamados de la literatura española, Rafael Alberti”, afirmó José Luis Ferris a 'Público'. León, que también fue secretaria de la Alianza de Escritores Antifascistas, vivó 40 años en el exilio junto a Alberti. Tras su muerte, a los 85 años, su hija Aitana (la única que tuvo con Alberti) se encargó de poner en valor la obra de su madre sacándola del oscurantismo.

Fuente: elpais.com

domingo, 4 de marzo de 2018

Profesor de Ghana enseña informática en una pizarra y sin computadoras.

Un profesor de Ghana que enseña informática a sus alumnos sin ninguna computadora se ha vuelto un éxito viral.
El profesor, de la ciudad de Kumasi, se las apañaba con su pizarra en la que hacía un meticuloso dibujo de la interfaz de Word, el popular procesador de texto de Microsoft.
Él mismo colgó en Facebook las fotos en las que aparecía haciéndolo, junto al mensaje: "Enseñar informática en las escuelas de Ghana es muy divertido".
Después de que las imágenes se hayan compartido miles de veces en la red, Microsoft ha prometido enviarle nuevo equipamiento informático.
El profesor Owura Kwadwo, que, según el portal Quartz Africa se llama en realidad Richard Appiah Akoto, afirmó en su publicación de Facebook que: "Amo a mis estudiantes, así que tengo que hacer lo que les haga entender lo que enseño".
Quartz informó de que la escuela en la que trabaja no tiene ningún computador desde 2011, pese a que a los estudiantes se les exige pasar un examen en Tecnologías de la Información y la Comunicación para poder avanzar en su itinerario escolar.
Fueron muchos los que expresaron su admiración por la dedicación de este profesor.
"No es la primera vez que lo hago", dijo a Quartz Akoto sobre su meticuloso dibujo en el aula. "Lo hago cada vez que estoy en clase".

No esperaba tanto impacto

El docente asegura que le gusta compartir imágenes en Facebook, Sobre las de su escuela, dijo: "No sabía que iban a captar la atención de tanta gente".
El pasado domingo, la emprendedora Rebeca Enonchong escribió en Twitter a Microsoft África destacando el hecho de que el profesor estaba intentando enseñar el uso de uno de sus productos sin haber tenido acceso a él.
"Seguramente podéis conseguirle recursos adecuados", indicó.
Este martes, el gigante del software prometió enviar un computador al profesor Akoto y darle acceso a su material educativo.

Fuente: bbc.com